Estudio de las Naciones Unidas

 

¿Por qué este estudio de las Naciones Unidas?

Todos los días, en todos los países, niñas y niños sufren y presencian actos de violencia. La violencia contra los niños atraviesa las fronteras de cultura, clase, educación, ingresos y origen étnico, y se produce en muchos entornos diferentes. Algunas formas de violencia están permitidas por la legislación nacional y pueden tener sus raíces en prácticas culturales, económicas y sociales. La violencia tiene consecuencias devastadoras para la salud y el bienestar de los niños. Atendiendo a una recomendación del Comité de los Derechos del Niño, la Asamblea General de las Naciones Unidas solicitó al Secretario General que realizara un estudio a fondo sobre la violencia contra los niños y que formulara recomendaciones para responder a ella. En febrero de 2003 se nombró a un experto independiente, el señor Paulo Sérgio Pinheiro, para dirigir el estudio, en colaboración con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, el UNICEF y la Organización Mundial de la Salud.

El estudio del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños constituyó un esfuerzo mundial para mostrar un retrato detallado de la naturaleza, el alcance y las causas de la violencia contra los niños y proponer recomendaciones claras para la acción, a fin de prevenir la violencia y darle respuesta. Se trató de la primera vez en que se intentaba documentar la realidad de la violencia contra los niños en todo el mundo, así como recopilar las iniciativas en curso para darle fin. Desde 2003, miles de personas han contribuido al estudio mediante consultas regionales y de expertos, cuestionarios y otras vías. Los niños y los jóvenes han participado activamente a todos los niveles.

El Estudio del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños